Es insuficiente la aplicación de la ley contra el feminicidio: OCNF

Sin un protocolo especializado de investigación para los casos de feminicidio en el Distrito Federal no es posible evaluar la aplicación de la ley ni declarar siquiera que el número de casos consignados por este delito sea correcto, afirmó en entrevista María de la Luz Estrada Mendoza, coordinadora ejecutiva del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y especialista en derechos humanos.

Al entrar en vigor el feminicidio como delito autónomo en la Capital el pasado 27 de julio, la Procuraduría local y el Tribunal Superior de Justicia del DF se comprometieron a elaborar dicho protocolo en un plazo de 90 días naturales, sin embargo, a la fecha aún no se cuenta con éste.

 “El protocolo es un mandato es está en el código de procedimientos penales”, dijo Estrada Mendoza. “Si la autoridad no lo está llevando a cabo incurre en una irresponsabilidad administrativa o hasta penal”.

Dada la falta de este protocolo, no es posible hacer un diagnóstico fidedigno de los feminicidios en el DF ni, por lo tanto, establecer con exactitud el número de feminicidios que han ocurrido, señala Estrada Mendoza, quien ha participado en la elaboración de un protocolo de investigación pericial, ministerial y policial para el delito de feminicidio.

El 30 por ciento de los feminicidios son perpetuados por una persona conocida por la víctima, lo que facilita las investigaciones periciales. Hasta ahora, los casos consignados por feminicidio son de este tipo.

“Pero qué pasa cuando tienes cuerpos mutilados, sin tener una pista de cuáles fueron los motivos que llevaron a asesinarla y tampoco tienes un responsable. Esos casos son los que van construyendo el patrón de impunidad porque ya no se investigan”, sostuvo Estrada Mendoza.

La elaboración del protocolo actualmente se encuentra en proceso de revisión por especialistas, dijo Estada Mendoza, quien ha contribuido al documento en cuanto a cómo se tienen que acreditar las circunstancias del feminicidio.

De acuerdo al OCNF, para acreditar un feminicidio es necesario contemplar al menos 17 factores que implican la existencia de signos de violencia sexual y de lesiones infamantes, la relación de la víctima con el victimario, las circunstancias socioeconómicas de la víctima, su estado civil, edad, ocupación, escolaridad, y los actos violentos que haya sufrido anteriores a su ejecución.

El protocolo también debe contemplar la vigilancia y seguimiento de cómo se elaboran todos los aspectos de la investigación pericial, de acuerdo a una capacitación con perspectiva de género.

“No sólo se trata de que la autoridad tenga una guía sino también de que sepan leerlo, que realmente tengan una formación porque uno de los obstáculos que hay en el acceso a la justicia es esta discriminación y misoginia que hay por parte de los operadores jurídicos”, declaró Estrada Mendoza.

De acuerdo a la especialista en derechos humanos, el protocolo de investigación servirá para que las autoridades sepan con claridad qué es un feminicidio y, con base en las evidencias físicas, no se pueda valorar subjetivamente los casos ni criminalizar en principio a las víctimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s