Lo hegemónico.

A veces pienso que no soy más que el presente, que no puedo con la duración del tiempo. Otras me enaltezco con los recuerdos o me dejo corroer por ellos. Es cierto, soy una sociedad de almas, también es cierto que hay jerarquías.

Ayer confesé a una amiga mis pensamientos en torno a mi propia muerte, un regalo que le di por haberme contado a su vez sobre el suicidio de su padre. Pensé en la muerte como un lente a través del cual la vida se ve más brillante. Pero seguí ocultándola, sigue siendo ese punto ciego de mis horas. No soy como su padre, aún soporto las posturas, la cordialidad -e incluso me regocijo en ella cuando se me da la gana. La multiplicidad no me mata, aunque aspire a la unidad.

Me pregunto entonces, si esta multiplicidad es vida y finitud, ¿por qué insisto en lo hegemónico? No puedo echarle la culpa a la filosofía ni a la costumbre de afirmar personajes perfectos. Debo asumir mi responsabilidad: es que aún le tengo miedo al fractal del espejo, es que aún no me acoplo a la contradicción, aunque la conozca, aunque constantemente la viva.

Anuncios

4 comentarios en “Lo hegemónico.

  1. La vida misma es una contradicción andante que nos acompaña constantemente para aprender de ella. La muerte, podemos buscarla o evadirla pero inevitablemente es el destino final y el tiempo como tal hay que disfrutarlo sin ataduras al pasado y sin miedo al futuro. Como venga, el presente es nuestro, apropiarse de él al momento es lo único que nos queda, hay que disfrutarlo con todo y sus contradicciones, asumiendo las responsabilidades y compromisos que conlleva. Un abrazo!

    Me gusta

    1. Así es Karlita, somos un cúmulo de contradicciones. Pero siempre es un alivio y una alegría contar con personas que nos ayudan a sobreponernos, a asumir, a confrontar y salir adelante de las vivencias de nuestras contradicciones, tanto las inherentes a la vida como también las que creamos en el camino y las que luchamos por erradicar. Gracias por ser una de esas valiosas personas en mi vida. Te quiero Marida!

      Me gusta

  2. Muchas gracias por incluirme en tus pensamientos, por ser parte de esta totalidad tan compleja. Son hermosas las palabras que alientan y reflexionan sobre la vida, pero es más hermoso aquello que plantea la futuridad con mesura. Eres una escritora sin límites que nos invita a nadar en el inmenso mar de las ideas.

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por tu palabras hermosa. Es por el reconocimiento de mujeres como tú, despiertas y combativas, que mi corazón se deleita en el vivir. Es este el contacto que me hace sentir acompañada y feliz. Te quiero mucho!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s