Conocer no sólo implica saber sino también sentir.

Siempre he aprendido mejor a través de la experiencia personal. Cada pedacito de conocimiento que he alcanzado ha sido porque lo sentí en las entrañas, no solamente porque lo entendí, lo leí o lo copié de un libro o de un pizarrón. Tengo una postura ambivalente respecto a si mi relación con el conocimiento es una limitación o una virtud, pero el hecho es que hay poco que conozca de verdad que no haya pasado por mi corazón y mi estómago como también por mi cerebro. Supongo que por eso considero que el conocimiento no es mera información o un instrumento para un propósito ulterior, sino que es algo vivo, una experiencia en sí mismo, una entidad divina que nos permite expandir nuestra imaginación y crear.

homepage-knowledge-map-logo

Para mí, el conocimiento es una forma de arte y el arte es una forma de conocer. Supongo que a eso le puedes llamar sabiduría.

Pero, ¿cómo llegamos a sentir el conocimiento? ¿Cómo podemos crear  y no sólo reproducir lo que nos dicen que debemos hacer y pensar? Es bastante obvio que el sistema escolar de muchos países no nos ayuda y que, al contrario, tienden a adormecer nuestros sentidos y atontarnos. “Repite esto, repite aquello. Repite lo que dijo Hegel acerca del conocimiento:” <<Pero la investigación del conocimiento no puede acaecer más que en el acto de conocer. Con este, así llamado, instrumento, la investigación no significa otra cosa que conocerle. Y querer conocer antes de conocer es tan insensato como el sabio propósito de aquel escolástico de aprender a nadar antes de echarse al agua>> “Repite lo que dijo Henry Miller”: <<Nuestra teoría de la educación se basa íntegramente en la absurda noción de que debemos aprender a nadar en tierra antes de lanzarnos al agua. Esto se aplica tanto a la adquisición de las artes como a la búsqueda de conocimiento>>.

Así que si corremos con la suficiente suerte nos enseñan a pensar diferente y a leer citas como las de arriba. Quizá, entonces, el knowledge-without-wisdom-i-paulo-zerbatoproblema no consiste en la información que recibimos, el problema consiste en la expectativa de que aprendamos a través de la repetición y no porque sintamos lo que leemos y actuemos con base en esa información. Nos han acostumbrado tanto a repetir lo que aprendemos que, cuando se nos confronta con lo que dijo Hegel o Henry Miller, nos limitamos a decir: “si, vamos a pensar de manera diferente, si, vamos a buscar conocimiento y creación a través de la experiencia”, pero aún no sabemos cómo hacerlo. Paradójicamente, sus consejos se quedan como prefacio al conocimiento verdadero y la creación, y muchas personas nos quedamos atoradas en ese prefacio sin saber cómo conectar lo que leemos con lo que sentimos, experimentamos y creamos. Y ese es un GRAN problema para quienes, como yo, sólo aprendemos, conocemos y creamos en la espesura de la vida.

Así que este blog tiene el propósito de servir de plataforma para mi auto educación. ¿Cómo? Pues, por medio de la escritura de mi propia experiencia con libros, literatura, posts y artículos del internet, música y básicamente cualquier cosa que haga esa conexión entre mi corazón y mi mente y que me haga descubrir algo nuevo de este fascinante mundo. Mi intención no es obtener todo el conocimiento que pueda, no es una cuestión de cantidad sino de calidad. Sobre todo, valoro la sabiduría y la belleza, y espero que ese sea el corazón palpitante de este blog.

art-has-knowledge-and-skills-art-quote

Anuncios

2 comentarios en “Conocer no sólo implica saber sino también sentir.

  1. Es curioso–por decir lo menos–lo que me acontece de vez en cuando. Suelo despertarme a veces por la mañana, antes de la 5 con alguna palabra-concepto o idea sobre algo que me mueve como salto de langosta de un pensamiento a otro, y cuando siento que me acerco a una posible comprensión, salto de nuevo, a otro pensamiento. Es como si diera dos pasos adelante y tres atrás.
    Mi palabra o concepto de hoy, fue “sentir” he hice una serie de asociaciones con Vogosky, Freud, Aristoteles, Sastre y algún otro que olvido. Y si bien lago leí de ellos, así como de la gramática castellana, me gusta más acudir al tamiz de mi consciencia y sacar mis propias conclusiones: Y Por lo general, suelo contrastar todos los temas con la realidad que me rodea y lo me muestran las noticias por la tele o la Internet o las llamadas redes sociales. Me pareció sabros el comentario i la idea de tener un espacio para la lucura de pensar.

    Me gusta

  2. Hace poco tiempo, en mis ratos de ocio donde sólo me dedico a pensar sobre quién soy y que quiero ser, me recriminaba a mí misma por no saber tanto como los demás en temas específicos. Mis amigos hablan de Economía, saben sobre todas las culturas del mundo, saben qué actores y películas ganaron los oscar, saben mucha química o mucha física, pero yo, me preguntaba cómo es que logro mantener una conversación si no conozco ningún tema.
    Hace poco tiempo también, me di cuenta de lo que ahora hablas y me siento ahora con más conocimientos que algunos otros, que piensan lo que los libros piensan, yo intento cuestionar, aprender fuera y aprender de todo, pienso que los conocimientos adquiridos fuera son mucho más valiosos que los que se adquieren por obligación, y me refiero a las instituciones, que enseñan a no pensar más allá. Hay una frase de Antonin Artaud que me gusta mucho “cuando se habla hoy de cultura, los gobiernos piensan en abrir escuelas, en hacer funcionar las rotativas, en hacer correr la tinta de imprenta, en tanto que para hacer madurar la cultura sería necesario cerrar escuelas, quemar los museos, destruir los libros, romper las rotativas de las imprentas” estoy de acuerdo en leer libros de teoría, en asistir a museos pero para formarme un criterio propio, no para copiar opiniones. Entonces fue como pude contestar mi pregunta: ¿Cómo es que logro mantener una conversación si no conozco ningún tema? La respuesta que encontré fue que sí conozco los temas, no por haberlos estudiado, sino porque los he vivido y sentido, la mayoría de las veces tengo una experiencia para cada tema y eso es lo que conozco. Así que ahora confirmo mi opinión, sabiendo que alguien más también prefiere vivir que recibir instrucciones.
    Espero que más personas se inspiren y encuentren cómo actuar diferente y no sólo desearlo.
    ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s